viernes, 17 de julio de 2009

Identificadas dos proteínas que podrían evitar la metástasis del cáncer de mama

Identificadas dos proteínas que podrían evitar la metástasis del cáncer de mama
Las proteínas CAR y E-cadherina impiden que las células de un tejido en trasformación tumoral aumenten su movilidad.

Un estudio internacional llevado a cabo con la participación de investigadores del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM) del Hospital del Mar de Barcelona y de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, trabajo publicado en la edición digital de la revista Nature Cell Biology (doi:10.1038/ncb1905), concluye que las proteínas CAR y E-cadherina evitan el cambio celular que permite la expansión del tumor a otras zonas sanas del cuerpo.

El trabajo, dirigido por el Dr. Jonas Fuxe, del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), abre nuevas líneas de investigación para intentar desactivar la metástasis, como sería la protección de la fabricación de las dos proteínas, que impiden que las células de un tejido en trasformación tumoral aumenten su movilidad y deriven en la contaminación de zonas vecinas.

Un tumor de mama localizado puede expandirse mediante un conjunto de mecanismos celulares que permiten la invasión de tejidos próximos. En la sucesión de este proceso, las células pierden algunas características propias y adquieren otras ajenas, entre ellas la capacidad de migrar, causada por la pérdida de adhesión, y por tanto la propiedad invasora.

El detonante de la progresión del tumor es un factor conocido como TGFB, y el estudio ha identificado a las dos proteínas que dependen de este factor y su interacción con un promotor ya conocido de estos cambios celulares.

Según el IMIM, los resultados del estudio han sido validados en muestras in vitro, en modelos animales y en muestras tumorales de pacientes con cáncer de mama, y son una clara muestra del actual modelo de investigación transnacional.