martes, 21 de diciembre de 2010

Diagnóstico y tratamiento de la urticaria

URTICARIA
● La urticaria crónica se define como aquella que aparece diaria o casi diariamente durante más de 6 semanas.
● El angioedema suele cursar con urticaria. Cuando aparece de forma aislada (sin urticaria), afectando el tejido subcutáneo, el tubo digestivo o la laringe, es altamente sugestivo de angioedema hereditario.
● En los casos de urticaria aguda encontraremos un factor desencadenante en el 50% de los casos, siendo el más frecuente la infección de las vías respiratorias. En la urticaria crónica se detecta solamente en el 25% de los pacientes.
● Entre un 40-60% de enfermos con urticaria crónica idiopática posee anticuerpos IgG contra el receptor de IgE de los mastocitos o contra la propia IgE unida a dichos receptores, denominándose entonces urticaria crónica autoinmune.
● Existen alimentos y fármacos capaces de producir urticaria por mecanismos no inmunológicos, es decir, los habones/ angioedema no aparecen por alergia a los mismos, sino porque producen la liberación o están compuestos por sustancias vasoactivas.
● Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina están contraindicados en pacientes con historia de angioedemas de repetición. En pacientes afrocaribeños, en los que el riesgo de angioedema es mayor
y la eficacia de estos fármacos menor, es recomendable utilizar otra medicación antihipertensiva.
● El diagnóstico de la urticaria es clínico. Solamente solicitaremos pruebas complementarias para confirmar la causa subyacente.
● En caso de que los habones duren más de 24 horas y desaparezcan dando lugar a lesiones equimóticas o hiperpigmentación residual, es necesario realizar una biopsia para descartar una urticaria vasculitis.
● El primer paso terapéutico en la urticaria y el más importante es evitar los factores desencadenantes y agravantes de la misma. También es necesario tranquilizar al paciente e insistir en la benignidad del proceso en la mayoría de los casos.
● El tratamiento de primera línea son los antihistamínicos no sedantes. Únicamente añadiremos una tanda corta de corticosteroides orales cuando los síntomas no puedan ser controlados por altas dosis de anti - histamínicos. El antihistamínico de elección durante el embarazo es la
dexclorfeniramina.
DESCARGA MAYOR INFORMACION EN EL SIGUIENTE LINK:

http://www.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=13151023&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=45&ty=97&accion=L&origen=elsevier&web=www.elsevier.es&lan=es&fichero=45v17n05a13151023pdf001.pdf