domingo, 3 de enero de 2010

QUINOLONAS


Las quinolonas actúan inhibiendo enzimas (topoisomerasas) indispensables en la síntesis del ADN y probablemente por fragmentación del ADN cromosómico. Tienen una actividad bactericida que depende de la concentración.
Su epectro se ha ido ampliando, sobre todo desde la introducción de un átomo de flúor
en la posición 6 (fluoroquinolonas).
Se usan en una gran variedad de infecciones como tratamiento de elección o alternativo, tanto en el ámbito hospitalario como extrahospitalario. Según el compuesto, se emplean en infecciones del tracto urinario, enfermedades de transmisión sexual, osteomielitis crónica, infecciones del tracto respiratorio e infecciones sistémicas graves, entre otras.
El surgimiento y la extensión de resistencia a quinolonas han limitado su uso en algunos casos y puede condicionarlo en el futuro en otros. Existen estrategias para minimizar la extensión de la resistencia.
Son bien toleradas y seguras; los efectos adversos más frecuentes se dan a nivel gastrointestinal y del sistema nervioso central.
SI ESTAS INTERESADO EN EL RATICULO BAJALO CLIQUEANDO EL SIGUIENTE LINK:
http://www.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=13137066&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=28&fichero=28v27n05a13137066pdf001.pdf&ty=162&accion=L&origen=elsevier&web=www.elsevier.es&lan=es