lunes, 17 de agosto de 2009

Ventilación no invasiva para pacientes respiratorios de la UCI


La ventilación no invasiva es muy beneficiosa si se aplica inmediatamente después de retirar los tubos de pacientes respiratorios crónicos con hipercampia.

La ventilación no invasiva mejora la supervivencia de pacientes con enfermedades respiratorias crónicas avanzadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según un estudio del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) del Hospital Clínic de Barcelona publicado en la revista “The Lancet”.Estos pacientes ingresan en la UCI por complicaciones puntuales como una infección y a menudo precisan respiración asistida con introducción de un tubo en la tráquea. El momento de retirar el tubo es crítico, puesto que si no logran respirar de forma autónoma vuelven a ser intubados y su riesgo de muerte aumenta del 5% hasta el 50% por el riesgo de contraer infecciones hospitalarias como las neumonías.Es entonces cuando entra en juego la ventilación no invasiva -a través de una máscara que cubre toda la cara y ayuda a respirar de forma artificial-. El estudio apunta que es muy beneficiosa si se aplica inmediatamente después de retirar los tubos de pacientes respiratorios crónicos con hipercampia -altos niveles de CO2 en sangre que delatan el estado avanzado de la enfermedad-.Supervivencia a 90 días aumenta un 20%El trabajo demuestra que, si la técnica se aplica durante 24 horas tras la extubación en lugar de la máscara de oxígeno utilizada hasta ahora en estos casos, las complicaciones se reducen en más de un 30% y la supervivencia de los pacientes a los 90 días aumenta en un 20%. Esto se debe a que evita una segunda intubación al reducir del 48% al 15% el fracaso respiratorio tras retirar la ventilación invasiva.El estudio está firmado por el jefe del Servicio de Neumología del Clínic y del IDIBAPS, Dr. Antoni Torres, y por el responsable de la UCI respiratoria, Dr. Miquel Ferrer, ambos del equipo de 'Investigación aplicada en enfermedades respiratorias infecciosas, enfermos críticos y cáncer de pulmón' del IDIBAPS.El Dr. Torres prevé que el trabajo "cambie la práctica clínica" a nivel internacional y salve millares de vidas, ya que estos enfermos constituyen el 10% de ingresados en la UCI. Por su parte, el Dr. Ferrer explicó que el Clínic es el único hospital de Cataluña que ya incorpora la técnica en los pacientes descritos por el estudio, y añadió que también se ha aplicado con éxito a un enfermo de gripe A con neumonía para evitar su intubación.Los investigadores estudiaron el índice de fracaso respiratorio de 106 pacientes del Hospital Clínic. Los 52 pacientes que sólo recibieron oxígeno tras la extubación sufrieron el mayor índice de fracasos y tuvieron que volver a ser intubados, a diferencia de las 54 personas que recibieron ventilación no invasiva.Las personas que participaron en el estudio tenían 70 años de media y en su mayoría sufrían enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asociada al tabaquismo. Otros, sin embargo, tenían dificultades respiratorias causadas por la obesidad.